Editorial Valiente medida

Por Redaccion / El Caribe Lunes 13 de agosto del 2007

rio-en-grande.jpg

Cualquier medida dirigida a preservar nuestros recursos naturales, especialmente aquellos expuestos a extinción en áreas tan esenciales como las cuencas hidrográficas, tiene que merecer decidido respaldo y un seguimiento para su aplicación y cumplimiento.

Se trata de un asunto trascendente y esencialmente de vida en el sentido pleno y verdadero del término, toda vez que sin fuentes acuíferas sustentables no es posible garantizar un desarrollo humano en condiciones óptimas.

Son muchos los ríos y riachuelos que han desaparecido o disminuido sensiblemente sus aguas, al punto de quedar reducidos en algunos casos a tenues meandros, debido a la inacción o indiferencia frente a la práctica que ahora se trata de erradicar.

La tala de árboles en las cuencas ha sido también durante décadas un factor determinante en la reducción progresiva del caudal de los ríos y sus efectos no han sido mayores por las periódicas campañas de siembra impulsadas por entidades privadas.

Desmontes y extracción de agregados han sido una funesta combinación que ha expuesto a un estado vulnerable y de fragilidad muchos de los acuíferos del país.

Esto es sumamente grave si se toma en cuenta que está aumentando el riesgo de que el recurso agua disminuya de forma pronunciada, no solo en la República Dominicana, sino a nivel mundial.

Por estas consideraciones, hay que apoyar la decisión de la secretaría de Medio Ambiente de prohibir, con carácter definitivo a partir del 10 de noviembre próximo, la extracción de materiales en los cauces y riberas de los ríos a nivel nacional.

Para impedir un impacto negativo en el ritmo de obras y construcciones que requieren de agregados en grandes cantidades, las empresas dedicadas a la explotación deberán reenfocarse cuanto antes a las nuevas canteras alejadas del lecho de los ríos.

La aplicación efectiva de una medida destinada a salvar las reservas fluviales y garantizar un buen uso y aprovechamiento de consumo humano requerirá vigilancia, un monitoreo constante y sanciones ejemplarizadoras a los violadores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s